Siempre existe la duda de cuándo es mejor aplicar las cremas en nuestra piel. En su Clínica de Estética en Granada, queremos contarles nuestra humilde opinión.

La producción y liberación de diversas sustancias en nuestro cuerpo, en cuanto al torrente sanguíneo, afectan a diversas estructuras de la piel y suelen producirse en horarios de más actividad en lo que denominamos ritmos circadianos.

Durante el día, estos ritmos afectan a la piel ya que son los encargados de “defender” a la misma ante los diferentes factores externos. Como es lógico, durante la noche, no solamente tenemos menos actividad, sino que es la franja horaria en la que se ponen a trabajar los mecanismos que reparan y destoxifican la piel.

El sueño de por sí, ya es reparador; es uno de los mejores aliados que puede tener la belleza. Pero además podemos acompañar el mismo con alguna crema facial de cara a que la piel se nutra mientras descansa.

Según diversos estudios, la franja horaria que va desde las 23:00 hasta las 04:00 horas, es la ideal para aplicar los tratamientos, ya que el cutis se muestra más receptivo.

Lograremos de esta forma eliminar sustancias que se van acumulando durante el día, e hidratar la piel de cara a compensar aquellos elementos nutritivos necesarios.

Hay una máxima que dice que “durante el día protegemos la piel, y en la noche la alimentamos”. En horas nocturnas, la piel elimina las células viejas y genera las nuevas.

¿Cómo debe ser el tratamiento?

En primer lugar será necesario desmaquillar y limpiar las impurezas acumuladas del día. De esta forma aquellas cremas que se apliquen lo harán de una manera más productiva.

Por lo tanto tendrán que Limpiar – Tonificar – Aplicar. Pero deberá ser una rutina, una acción constante. Sabemos que a esas horas lo que más les importa es irse a la cama a descansar, pero la piel también quiere lo mismo. Además, ésta tiene memoria, tanto para lo bueno como para lo malo.

También será importante tener las manos limpias, de poco les servirá limpiar la cara si a la hora de aplicar las cremas tienen las manos “contaminadas”; es más, sería totalmente contraproducente, ya que al limpiar el rostro tendremos los poros de la piel receptivos para que también entren otros agentes negativos.

¿Al ir a la cama o al llegar a casa?

Aquí hay partidarios de ambas franjas. Hay quienes defienden que se debe realizar la limpieza, tonificación y aplicación justo al llegar a casa, con el objetivo de que las impurezas del exterior no continúen en nuestra piel más tiempo. Pero otros profesionales comentan que la mejor hora, como les decíamos más arriba, es en el momento de ir a la cama, ya que la piel entra en su fase más reparadora.

Lo realmente importante es que lo hagan diariamente, por lo que nuestra recomendación es un “cuando puedan de las dos opciones”. Al llegar, muchas veces tenemos que terminar alguna cosa del trabajo, hacer la cena, ducharnos, etc. por lo que el tiempo es más justo; quizás a la hora de ir a la cama, aunque tengamos muchas ganas de “abrazarla”, puedan dedicar más tiempo a esta tarea rutinaria.

Cabe señalar que no solo estamos hablando de las cremas faciales, también para las corporales. Durante la noche, la piel de todo el cuerpo respira mejor, así que todas las cremas que se apliquen llegarán a capas más profundas, y hará mejor función. Durante el día, la piel solo piensa en hidratarse y protegerse.

Esperamos que les haya gustado este artículo. Como saben, en Te Cuida, su Clínica de Estética en Granada, estaremos encantados de ayudarles en cualquier duda, cuestión o tratamiento.

¡Llámanos  ☎️ 958 13 54 10!

“Te Cuida… tu Clínica de Estética en Granada”