Higiene facial

¿En qué consiste?

En términos generales la higiene facial consiste en el proceso de eliminación de las células muertas y de esta manera ayudar a la renovación celular. Resulta muy oportuna antes de realizar un tratamiento estético, pero también es importante realizarla con una frecuencia. En este sentido notaremos que la piel responderá de manera efectiva a los productos estéticos, ya que los poros de nuestra piel están más limpios y difuminados. Por otro lado, al haber menos grasa, nuestra piel tendrá más luminosidad y las temidas líneas y arrugas de expresión se suavizan.

Ventajas de la higiene facial

 

Los tratamientos de higiene facial en nuestra clínica vienen acompañados de:

· Exfoliación.

· Vapor de ozono.

· Extracción.

· Masaje final.

Tipos de higiene facial

  • Higiene facial básica: Se recomienda para pieles jóvenes o personas que realizan limpiezas faciales cada pocos meses. Se trata de un tratamiento de exfoliación suave con partículas de vitamina C liberadas para aportar luminosidad al rostro.
  • Higiene facial con microdermoabrasión: Este tipo de higiene facial está indicada para pieles de tipo graso, cuando los poros estén muy dilatados, existan cicatrices de acné o se trate de pieles que hace mucho tiempo que no se realizan limpiezas.
  • Higiene facial con tratamiento específico: Esta limpieza está indicada para procesos de microdermoabrasión. En donde se practicará la denominada microdermoabrasión y la extracción, para más tarde aplicar un masaje con una ampolla pensada para este efecto y una mascarilla específica al tipo de piel.
“Son muy profesionales, fui para hacerme un tratamiento de Botox y todo fue genial. Las chicas que te atienden son muy amables y te sientes como en casa. “
Lucia Martínez
“La clínica esta muy cerca de casa y me viene genial para hacerme mis cuidados. La última vez me acerqué a realizarme un tratamiento de Botox y acabé muy satisfecha.”
Amelia Benitez