En su Clínica de Estética en Granada, queremos demostrarle que no solo vale el “factor” que seleccionemos de la crema solar, también será muy importante la cantidad y el momento de aplicación.

De manera errónea pensamos que con aplicar la crema solar cuando salgamos por la mañana, será suficiente para que nuestra piel esté protegida durante el “largo y ancho” del día. Pues nada más lejos de la realidad.

Pero vayamos por partes; son muchos los errores que cometemos en esta temática. Por ejemplo, cuando vamos a la playa o la piscina aplicamos las cremas solares en la misma toalla, por lo tanto lo estaremos haciendo mal. La aplicación de cualquier crema solar, sea para exponernos directamente al sol o para salir a la calle, deberá realizarse al menos con 30 minutos de antelación, dando así a la piel un tiempo prudencial para la correcta absorción.

Otro fallo que hemos detectado en su Clínica de Estética en Granada, es el de no renovar la aplicación. Es decir, pensamos que con la primera “toma” la piel ya estará protegida, y no realizamos una nueva aplicación en las horas sucesivas de la jornada. Es más, si estamos “refrescándonos”, salimos del agua a la toalla y olvidamos darnos crema nuevamente. Al estar en contacto con el agua, la crema solar pierde adhesión a la piel, si a esto le unimos el roce con la toalla, hamaca, arena, etc. nos daremos cuenta de una manera lógica, que se requiere reforzar la aplicación de crema.

Muchos dermatólogos avisan que la pantalla total no es posible, es decir, que los rayos UVA, con mayor o menor alcance, siempre llegan a nuestra piel…

Aunque dependerá de muchos factores como índice de sudoración, tiempo de exposición al sol, etc. es aconsejable que se renueve la crema cada 2 o 3 horas. La cantidad importa, pero siempre aplicando el sentido común. Si por ejemplo lo hacemos en una zona donde tenemos cicatriz, la cantidad tendrá que ser mayor por la razón que les decíamos anteriormente de la no existencia de pantalla total.

Con la aplicación de la crema, nuestra piel crea un filtro que se debilita conforme avanza el día, por lo que será necesario más crema de manera periódica…

Cabe mencionar que hay otro tipo de productos como aceites (normalmente de zanahoria o coco), que nunca deberán ser productos sustitutivos. Es decir, aunque los apliquemos, no logran la protección de una crema solar, por ello, nuestra recomendación es que lo tengan muy en cuenta.

Otro ítem importante es tener claro que la protección solar no solo es para verano. Está claro que en la época estival es cuando más peligrosos son los UVA para con nuestra piel, pero si dejamos de aplicar crema solar en el resto de estaciones, dicha piel se verá mermada. Los estudios demuestran que el 80% del envejecimiento cutáneo es debido al exceso de exposición solar, sea en la época que sea.

Si tenemos en cuenta estos consejos, aplicación, factores, renovación, etc. nuestra piel lo agradecerá. Además, les recomendamos que se tomen su tiempo a la hora de aplicar las cremas. Extiendan bien las mismas, sobre todo cuando utilicen protectores en bruma, y presten atención a las zonas más “débiles” como labios, escote, pechos, glúteos…

Esperamos que les haya gustado este artículo. Como saben, en Te Cuida, su Clínica de Estética en Granada, estaremos encantados de ayudarles en cualquier duda, cuestión o tratamiento.

¡Llámanos  ☎️ 958 13 54 10!

“Te Cuida… tu Clínica de Estética en Granada”